Panóptico

“Coahuila: Carnaval Mozambiqueño”

Definición de Carnaval Mozambiqueño: Superior al brasileño o veracruzano. Sus participantes mantienen el delirio de su éxtasis por las 72 horas anteriores al miércoles de ceniza, antes de iniciar la cuaresma. 

Los asistentes usan máscaras para ocultar su identidad y vivir sus más bajos instintos sin ser descubiertos.

Aparecen políticos con máscara de Arlequín, vestidos con túnica blanca, sin ropa interior, con huaraches de suela de tractor, y una corona de laurel en sus cabezas, deambulando por las calles, haciendo promesas sin ton ni son, mientras cantan, “de que se van se van”, “soy el chofer del cambio, chiquitío, ¡ajúa!” “wuuu…llegó el cambio, del miedo a la esperanza…wuuu”.

Emergen también Napoleones con sombreros de 2 picos y máscaras de Polichinela, dando brinquitos de júbilo, y gritando “con el apoyo de la gente, habremos de regresar, 10 partidos nos buscan ya”. 

Mientras señalan a su pupilo “Monchito” también disfrazado de Napoleoncito, montado en caballo blanco, que ufano grita: “Seré el alcalde de Ramos Arizpe, a pesar de mi temprana edad y de ser hijo del peor alcalde que haya tenido mi ciudad. La gente me apoya porque “sé venderle ilusiones, hacerles que se ilusionen, (porque) con la ilusión todo se puede”.

Llega uno disfrazado de Llanero Solitario pero con máscara de Pulcinella, montado en caballo de madera, mientras tararea la Obertura de Guillermo Tell para gritar al final: “Renuncia Rubén que con Humberto te llevaremos a La Haya…¡Ayoooo Silver! galopa caballito, galopa por favor”.

Mientras trepada en un árbol, vestida de caperucita roja, Marithelma Guajardo con máscara de Colombina lo observa y chilla:  ¡Qué viene el lobo blanquiazul! ¡Qué quiere alianzas! ¡Loco, pervertido, estará! ¡Abuelita, help! ¿Dónde está el guapo leñador?

Recargado en unas piedras está Simeón del Desierto con máscara de Pantalone, rodeado de un mutilado y sus cabras que estalla: “¡Qué gachos! ¿Qué les costaba emparejar el piso un poquitico?”

Al final, surge uno disfrazado de Delfín cantando “El Sirenito”, feliz, feliz, feliz. 


canekvin@prodigy.net.mx