Panóptico

“Chilo: ¿El Ternurita?”

El 30 de noviembre, Miguel Riquelme declaró que Isidro López “da ternura” en La Laguna, cuando éste afirma que de ser candidato derrotaría a Miguel. Chilo rápido respondió: “Dice @mrikelme que doy ternura, pero en #torreón él da vergüenza: en Saltillo ahorramos 9 veces más x las mismas luminarias que él compró”.

Isidro es el Forrest Gump de la política. Ha estado en el lugar y el tiempo adecuados, sin saber realmente porqué o para qué; pero ha sabido salir adelante con su caja de chocolates bajo el hombro. 

Su arribo a la presidencia municipal es un misterio no resuelto. ¿Fue una jugada, para pavimentarle el camino a la gubernatura a Riquelme enfrentándolo a un enemigo débil, mismo que en 3 años sería desmoronado por su ineptitud magnificada mediáticamente?

O, ¿fue la ilusión de Chilo de imaginar que podía derrotar a la cúpula en el poder?

“Haiga sido como haiga sido”, el Forrest Gump saltillero creció cual enano de Blanca Nieves y se blindó ante los misiles mediáticos que lo atacaron sin misericordia. Hoy, Isidro, bonachón y sonriente, es una víctima, ante los ojos de amplios sectores saltillenses. Sus evidentes debilidades, que son muchas, son, para ellos, “ataques de personas que buscan joder al prójimo”. 

“El débil” Chilo está inmunizado y corre, “civilizado y propio”, con la estafeta “saltillense”, ante la embestida de “los torreonenses salvajes”, para defender la costumbre histórica de radicar el poder saltillero en la capital.

Con Jericó, Hilda y Enrique fuera, Isidro es la única alternativa del terruño. Y no está solo; lo respaldan Cámaras Empresariales de Saltillo y Ramos Arizpe, Clubes de Servicio, Universidades privadas, el Consejo Cívico de Instituciones (que preside su primo hermano, Ernesto López de Nigris), amplios sectores de clase alta, media y popular y de priistas saltillenses.

Miguel se equivocó. “Ternurita” Chilo no es. Menos ahora que transformado en un Forrest Gump enloquecido con el poder, manosea con descaro y codicia la gubernatura estatal para estampar su sello saltillense, una vez más. 


canekvin@prodigy.net.mx