Panóptico

“Alberto Bailleres vs Belisario Domínguez”

Ayer, Alberto Bailleres, presidente del Consejo de Administración de Grupo Bal, recibió la Medalla de Honor Belisario Domínguez 2015 en la antigua sede del Senado de la República. Fue elegido, “gracias a su espíritu emprendedor, responsabilidad social y al apoyo en la generación de empleos”.

Es la primera vez que dicha condecoración no es otorgada de manera unánime desde 1954, fecha en la cual fue instituida.

¿Qué relación tiene Bailleres con algunos de los recipientes de dicha medalla, como Rufino Tamayo (pintor, 1988); Jaime Sabines (poeta, 1994); Miguel León-Portilla (antropólogo e historiador, 1995); Carlos Fuentes (escritor, 1999); Luis González y González (historiador, 2003); y Miguel Ángel Granados Chapa (periodista, 2005)?

De acuerdo a los criterios definidos por los mismos Senadores en 1954 para conceder esta Medalla; éstos fueron “mexicanos de excepción cuya actividad pública los distinguió por su entrega al servicio de México, al enaltecimiento de la sociedad y a la defensa de los mejores valores”. 

¿Qué ha hecho Bailleres, sin menoscabar su labor empresarial o filantrópica, para pertenecer a este grupo de personajes que enaltecen la memoria de Belisario Domínguez?

¿Cómo compararlo con el hombre que con determinación fiera y brillante oratoria se opuso desde el Senado de la República al Dictador Victoriano Huerta para ser torturado y asesinado por sus esbirros el 8 de octubre de 1913?

Pregunto: ¿Le ha permitido a Bailleres, su “entrega al servicio de México”, acumular una fortuna cercana a los 14 mil 500 millones de dólares” mientras 66 millones de mexicanos no pueden comprar una canasta básica de alimentos?

¿Contribuye “al enaltecimiento de la sociedad” al impulsar la Fusión Internacional por la Tauromaquia?

¿”Ha defendido “los mejores valores” al realizar negocios sin utilizar las redes de poder emanadas del ITAM (institución de la cual es mecenas) a través de Agustín Carstens, Pedro Aspe, Francisco Gil Díaz, Luis Videgaray, José Antonio Meade o Dionisio Pérez Jacome?

Baileres merece ser condecorado por sus pares; no por los representantes de un país, urgido de Belisarios y Belisarias comprometidos hasta la medula con el otro México posible.  El México de todos y de todas, no el de Bailleres y sus cuates. 


canekvin@prodigy.net.mx