Panóptico

“Entre el ¡Ahí, Madre! o la Chingada”

“El porvenir de un hijo

 es siempre obra de su madre”.

Napoleón


¿Cómo le fue con el gasto del 10 de mayo? Le pregunto, porque ese día los mexicanos gastan siete mil millones de pesos en celebrar a sus madres.

En 2014, seis de cada diez mexicanos pagaron, como promedio, mil 21 pesos con 54 centavos para obsequiarles prendas de ropa, flores, electrodomésticos, calzado, joyería, chocolates, dulces, aparatos electrónicos y de telefonía. ¿Cuál es la figura de esa madre que idolatran los mexicanos? Y, por la cual, se endeudan en su día, a pesar de ganar un salario mínimo promedio de 68.27 pesos diario.

¿Es acaso la madre de Gordolfo Gelatino, inmortalizado por Los Polivoces, hombre mayor e hijo único, que vivía con su madre viejecita, con chongo y cabecita blanca, y que al momento de defenderlo, le permitía exclamar a su adorado hijo; ¡Ahí madre!”?O, ¿es la madre de Octavio Paz, descrita en el Laberinto de la Soledad con estas palabras: “La Chingada es la madre que ha sufrido, metafórica o realmente, la acción corrosiva e infamante implícita.

Es una de las representaciones mexicanas de la Maternidad, como (…) la ´sufrida madre mexicana´ que festejamos el diez de mayo”?Más allá de la cultura popular o de la reflexión filosófica, están los datos estadísticos fríos: Existen 29.2 millones de madres en México; 6 millones son adolescentes.

El 50% está casada, 36% vive con su pareja y 9% es soltera.Estas madres procrean un promedio de 2.4 hijos por familia. Y 2.3 millones de mexicanos al año.

De cada cien mil partos, 48 de esas madres mueren. ¿Cuántas de ellas trabajan? El 44.1%. El 97.9% de este total combina su trabajo fuera de casa con las labores domésticas. El 55.9% restante desempeña tareas en el hogar. ¿Cómo las tratan sus maridos? El 45.7% de las madres casadas o en unión libre sufre algún tipo de violencia intradoméstica.

¿Qué tan preparadas están nuestras madres? El 9.6% tiene licenciatura o estudios de postgrado. El 16.2% preparatoria y el 65.7% sólo primaria. ¿Cuál es la madre que usted, apreciado lector, lleva en su corazón: La de Gordolfo Gelatino, la de Octavio Paz o la mostrada por los datos estadísticos de nuestra realidad mexicana? ¿O, las tres? 


canekvin@prodigy.net.mx