Columnista invitado

¿Eres hombre hidalguense? Esto es para ti

Desde el asesinato de Mara Castilla por un tal Ricardo Alexis, que chambeaba en Puebla como chofer en Cabify (un servicio tipo taxi), yo, como muchas mujeres y hombres, me indigné y supe que tenía que escribir algo.

¿Pero escribirlo en un portal web donde solo me van a leer amigos y amigas que, afortunadamente, creo, piensan como yo en cuanto a que los hombres, todos, somos responsables de este y los demás, miles, de crímenes y violencias hacia las mujeres?

Le agradezco a MILENIO Hidalgo que publique esta carta para todos ustedes, hombres de mi estado, Hidalgo. Esta carta es para ustedes. Cada uno de nosotros somos responsables de la muerte de Mara.

¿Alguna vez hemos echado una mirada gustosa, cuando no de plano lujuriosa, a alguna mujer? ¿Hemos lanzado un piropo a una mujer, cuando ella no nos lo solicitó o autorizó? ¿Hemos saludado a nuestras amigas, haciéndonos los chistosos, y de manota larga?

¿Platicamos con nuestros amigos, cuando echamos chelas, sobre tal o cual chava, y de "puta" no la bajamos? ¿Para referirnos a las mujeres usamos, como si nada, el horrible y despectivo "vieja"? ¿Pensamos "ella se lo buscó" cuando sabemos que otro hombre se pasó de ojete con una mujer? ¿Para menospreciar a alguien le decimos "hasta pareces vieja"?

Si respondimos que sí a alguna de estas preguntas, somos responsables del crimen del ese tal Ricardo Alexis.

No estoy diciendo incoherencias. Entiendo que ninguno de nosotros fue y le dijo a ese tipo que fuera a hacer lo que hizo. A lo que voy es a que nuestra sociedad ha sido construida con una violencia tal, que ha venido solapando que los hombres seamos, incluso antes de todos nosotros nacer, violentos con las mujeres.

Como somos hombres construidos con la falsa idea de que debemos ser fuertes y blablablá, entonces pensamos que las mujeres son las débiles. ¿Recuerdan esa idiotez que nos decían de que las mujeres son el sexo débil? Pues por ideas falsas como esa, pensamos que sí lo son, y que nosotros estamos por encima de ellas.

A esto hay que sumarle que estamos en un país y en un estado bien violentos. Desde que nos burlamos de los niños, de los gordos, de los flacos, de los negros, de los weros. Pero no solo eso. Con las campañas asesinas de los últimos gobiernos de México, el país está en llamas.

¿Y saben qué es lo grave de esto? Que si ya nos acostumbramos a que aparezcan narcofosas con decenas de cuerpos, que si vemos personas colgando de puentes, entonces ya no nos sorprende que, por ejemplo, una mujer sea maltratada.

Y los gobiernos desde luego que son responsables, cómplices, de la violencia contra las mujeres. Pues no investigan los crímenes que se cometen contra ellas, porque funcionan bajo la lógica de que "ella se lo buscó", "en algo andaba metida" o cosas así como las que falsamente nos han hecho creer.

Pero les tengo una noticia. Las cosas pueden cambiar a favor de las mujeres. Y lo mejor: nosotros, los hombres de Hidalgo, podemos empezar.

¿Y si empezamos a alivianarnos y ver lo obvio: que las mujeres tienen los mismos derechos que nosotros, y debemos tratarlas con el mismo respeto con que nos tratamos entre nosotros?

¿Y si cambiamos nuestros códigos de "carnales" y "broders", y dejamos de compararnos con las mujeres cuando queremos menospreciar a alguien, como cuando decimos "pareces vieja"?

¿O apoco sí nos sentimos bien de ver que Mara haya sido asesinada por un tipo como el tal Ricardo Alexis? ¿Verdad que no?

Yo creo que no queremos que nuestras amigas, nuestras madres, nuestras hijas, sobrinas, sean piropeadas en la calle, manoseadas en la oficina, violadas, asesinadas.

La buena noticia es que nosotros, nadie más, puede parar esa violencia. ¿No estaría bueno empezar a hacerlo ya?

#NiUnaMenos

#NoFueTuCulpa