Ciencia y Política

¿De quién son los terrenos de los gobiernos?

“¿No serán de los contribuyentes?”

 

El ex gobernador de Quintana Roo fue acusado de vender 9 mil hectáreas de ese paraíso del Caribe y en el pasado, algunos gobernadores nuestros vendieron terrenos estatales en los que se construyeron edificios por parte de la iniciativa privada. Y ahora algunos presidentes municipales desean hacer lo mismo para aliviar la crisis económica que vive nuestro país y que salpica a nuestra entidad.

Con estas consideraciones en mente y poniendo como ejemplo a mi inteligente amigo, el alcalde de San Pedro, que quiere vender terrenos para recaudar 600 millones de pesos, me puse a pensar hasta qué punto tienen derecho los gobiernos de vender terrenos sin consultar a sus dueños, ya que ellos son sólo gerentes transitorios de la administración pública. También medité que esas ventas desplazan a la política de salud pública que nos obliga, si queremos sobrevivir, a tener árboles y pulmones ambientales productores de oxígeno a través de la clorofila, que nos protejan de la contaminación ambiental que a través de los tóxicos genera oxidaciones celulares, modifica la señal genética y aumenta las enfermedades tales como el cáncer.

Pongo como ejemplo el municipio de San Pedro porque aquí vivo, si es que así se puede decir, con un crecimiento urbano monstruoso y una vialidad que asusta, pues los edificios impiden ver el cielo y las áreas verdes están siendo devoradas por los depredadores inmobiliarios, que les importa un comino la salud pública y están destruyendo la calidad de vida de nuestros hijos, por lo que una poca de reflexión verde a nuestros gobernantes les haría mucho bien.