Ciencia y Política

El "striptease" de la nación

Poco elegante, pero muy explícito, fue el striptease que practicó el diputado García Conejo, que emulando a la diputada italiana Cicciolina, que hace algunos años hizo un topless, mostró sus vergüenzas para protestar por la Reforma Energética.

La simbología de esta actitud me recuerda que en México la globalización, que es bendita para la economía internacional, pero nociva para los pobres, nos ha ido desnudando gradualmente y ahora nos va a quitar la ropa interior con la Reforma Energética. Ejemplo de lo anterior son:

1. El Tratado de Libre Comercio, que benefició a la clase media y a los ricos, pero condujo a que en la actualidad México sea el único país, de América Latina, en donde ha aumentado la pobreza.

2. El Fobaproa que salvó a los banqueros, y el miedo generó que en la actualidad el 87% de la industria del dinero esté en manos de extranjeros.

3. La transculturación y libre tránsito del comercio, que nos ha generado un país en donde se olvidaron los estanquillos de barrio y ahora solamente existe Walmart y las tiendas de inconveniencia.

4. Nuestro orgullo de que la cervecería era nuestra se perdió, pues el 80% de las acciones son de Heineken. Igual sucedió con Hylsa, Cydsa, etcétera. Don Eugenio Garza Sada se va a levantar de su tumba a reclamarle a sus deudos.

5. También nos despojamos de nuestro ropaje fundamental, nuestra identidad cultural, pues ahora no hay nacimientos, sino árboles tipo Neiman Marcus; ni existe atole, ni pulque, ni champurrados, ni canciones al Niño Dios; solamente vodka, whisky y champaña y brindamos por Papá Noel.

Por ende, la Reforma Energética nos quitará la camiseta y lo único que nos quedará será el calzoncillo que debemos proteger:

Obligando a todos los inversionistas extranjeros que ganen con el petróleo y derivados, a que inviertan sus “pingües” ganancias en México, con empresas para que generen empleos y pago de impuestos que beneficien a nuestros pobres, que no pueden elegir el mundo del libre mercado por su ignorancia, pues desayunan con Coca-Cola en lugar de leche.