Ciencia y Política

Los líos de la cuenta pública

Urge una reforma total

El gobierno está sujeto a la siguiente fiscalización: 1) Auditoría interna; 2) Auditoría de la Tesorería; 3) Contraloría; 4) Comisión de Transparencia; 5) Auditoría federal, si es mixto; 6) Contaduría Mayor de Hacienda-Congreso del Estado, y agregamos la 7) Fiscalía Anticorrupción.

El procedimiento: recoger papelería, analizarla, informar para solventar, ocupando el 50% del tiempo administrativo en atender a los contadores. Los procesos tardan tiempo y no hay derecho de audiencia ni coordinación de instancias, y algunos duran hasta 10 años en aprobarse.

Lo anterior genera confusión y en ocasiones acusaciones por desvíos, cuando no llega la nómina a tiempo, por retraso de la Tesorería, o cuando no se pueden cobrar cuotas porque la gente no puede pagar.

Todo eso se aprovecha para sembrar dudas, generar rumores, lastimar la imagen de personas y, al final, el Congreso tiene que revisar con su Comisión y Pleno las cuentas públicas, y aprobarlas, rechazarlas u olvidarlas, por prescripción.

¿NO CREEN, INTEGRANTES DEL CONGRESO, QUE SERÍA IDEAL UNA REFORMA TOTAL PARA INTEGRAR ESAS ÁREAS EN UNA SUPERESTRUCTURA Y EVITAR TANTAS INJUSTICIAS?

luisetodd@yahoo.com