Ciencia y Política

El recorte presupuestal

Una utopia”.

 

En muchas administraciones anteriores se ha dicho y ha habido recortes presupuestales, pero todo ha sido una utopía, porque al final no han tenido éxito; esa es mi experiencia.

Resulta que no es posible hacer verdaderos recortes presupuestales, porque la burocracia es fija y no permite alternativas reales de reducción; por eso, cualquier interés por hacerlos una utopía, y al final, como en la famosa frase de la obra El gatopardo de Giuseppe Tomasi Di Lampedusa: “si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”. Esta ironía es para recordarles que no es fácil reducir los presupuestos burocráticos, porque además de que dejarían a numerosas familias sin el diario sustento, tienen un sindicato muy poderoso que siempre gana todas las alternativas, pues tiene el control de la propia burocracia.

Es decir, este es un problema de matemáticas y de necesidades, pues la burocracia es una enfermedad crónica que no se puede suprimir porque el Gobierno depende de ella y los trabajadores necesitan seguir trabajando.

Por esa razón, los intentos de nuestro gobernador, El Bronco, de reducir los presupuestos, no podrán ser llevados a feliz término, pues tradicionalmente esos deseos son derrotados por la realidad burocrática, y el líder sindical triunfa, dejando las cosas como están. Es decir, la realidad lo vencerá.