Ciencia y Política

El permiso es del Estado, no del Gobierno

La dialéctica de cambiar el rumbo.”

 

La discusión sobre radio Opus 102.1 era innecesaria, si tan solo el gobernador hubiera decidido dedicarse a lo suyo, que no es ciertamente la radiodifusión.

Ponerse a trabajar en lo que debe hacer lo hubiera llevado a dejar las cosas como estaban en estación de radio.

No lo hizo y un grupo de amantes de la cultura y de la música respondió con argumentos. Actualmente el gobernador está en contradicción con muchos de los que votaron por él.

Creo que El Bronco tiene otras cosas en qué pensar, que no afecten su imagen, pues la prensa y las redes sociales están golpeando su popularidad, que estoy seguro quiere conservar como gobernador independiente.

Con base en los argumentos mencionados y en la jerarquía del tema, que no debe ser político, le sugiero que tenga un acto de nobleza, comprensión y tolerancia a la voz del pueblo, que es la voz de Dios, y que con gran madurez regrese Opus 102.1 a su posición original.

En el arte de gobernar, he tenido la experiencia, muchas veces hay que ceder, comprender, tolerar y conciliar, y no se pierde nada, como tradicionalmente se pensaba, pues el hombre del poder también tiene derecho a equivocarse y rectificar el rumbo demostrando honestidad intelectual y comprensión de un gobernante que escucha al pueblo, como sería este caso particular.

Jaime Rodríguez gobierna para todos y no le hará ningún daño aceptar el eco popular que lo llevó al poder y cambiar el rumbo para dejar las cosas como estaban, conservando así una muy buena imagen de sabiduría, que es necesaria para tener una visión integral de la relación pueblo-gobierno. Este es un sabio y viejo consejo, pues estoy seguro que nadie pierde y todos ganaremos.