Ciencia y Política

Todos quieren ser Alan Pulido

Me refiero a las víctimas de secuestro

 

Tan bonito Tamaulipas. Cuenta con una larga frontera con un país poderoso; también tiene mar, ríos y presas, petróleo y gente buena. Qué tristeza su situación actual y qué malos augurios electorales.

Me llama la atención que en un estado asolado por el crimen organizado, que junto con Guerrero tiene los principales problemas de violencia, un joven mediático, rebelde, generador de líos, pero muy conocido, es secuestrado y se le libera, sospechosamente, de inmediato por las fuerzas del orden.

Por eso yo me pregunto qué pensarán los que han sido objeto de secuestro, pero que no son jugadores ni tienen el respaldo mediático de ser conocidos, sino que son comerciantes, trabajadores, empresarios o profesionales quienes han sufrido y arriesgado su vida ante el impresionante avance de la violencia en esa bella entidad. Yo creo que todos ellos quisieran ser Alan Pulido o salir en la prensa todos los días.

Estas reflexiones me obligan a preguntarme por qué ese estado está tan lejos de Dios y tan cerca de los malos gobernantes y de candidatos inciertos, que serán los responsables de cumplir la máxima responsabilidad, que es la de cuidar a sus ciudadanos, pues sin esto la política no se justifica.

luisetodd@yahoo.com