Ciencia y Política

¿Quién le pone el cascabel al gato?

“El gobernador busca traer inversiones de China”.

 

A veces me cae bien El Bronco, porque es auténtico y hace cosas que nadie se atrevería, y ahora, con gran candor o sentido político de avanzada, sale de viaje para traer inversiones de China, país que está destinado a ser la primera economía del mundo y que asusta a nuestro poderoso vecino.

Este hecho me recuerda la fábula de los ratoncitos, que asustados porque el gato frecuentemente se los comía, hicieron una junta de gabinete y decidieron que la mejor manera de luchar contra el gato era ponerle un cascabel en el cuello, para saber dónde estaba. La junta iba muy bien, hasta que un ratón dijo: ¿Quién le va a poner el cascabel al gato?, pregunta que fue seguida de un gran silencio.

La anécdota tiene que ver con la audacia del  gobernador, que quiere poner fábricas de obra barata en la frontera, para producir bienes de servicio que los chinos hacen muy bien y que compiten con la economía norteamericana, lo que produciría un impacto de preocupación en USA (remember the Alamo y el tren bala), ya que los chinos no están invitados al TTP.

Esta interpretación puede estar equivocada,  pero justifica el viaje a China de nuestro gobernador, que va a visitar la Muralla China y a comer comida cantonesa. Espero que durante el viaje medite cuál sería la respuesta del Gobierno Federal a esta aventura y además se preocupe, porque entre nuestros vecinos hay economistas extraordinarios, y se generaría un pánico que puede propiciar una crisis económica mundial.

Sólo un valiente como nuestro gobernador le puede poner el cascabel al gato.