Ciencia y Política

Gretta: una gran dama

“Por favor no la involucren”.

 

Comprendo que nacionalmente hay un proceso para inculpar gobernadores y Nuevo León y Rodrigo Medina no se escapan de eso; sin embargo, al margen de que las acusaciones sean ciertas o no, lo que no me parece procedente es que se involucre a una gran dama, digna y sobria, que no participó en los líos administrativos que ahora están sujetos a juicio, y además guardó siempre con dignidad su imagen de primera dama.

Ella presidió el DIF de Nuevo León por seis años y lo hizo con muy bajo perfil y una gran dignidad, y no creo que sea justo, ante la opinión pública, que los procuradores anticorrupción, que están haciendo mucho ruido público y publicitario, quieran incluir en este tema a esa bella dama, que no tiene nada que ver con todo ese espectáculo mediático y jurídico.

Es también injusta la sola mención de su nombre como coacusada y una falta de ética profesional de algunos periodistas, que la hacen aparecer como parte de un proceso en el que ella seguramente no tenía idea alguna de lo que estaba sucediendo.

Insisto en que se deje a un lado de cualquier enredo a esta dama y se respete su familia, hijos y su sobria actitud, bien hecha, de presidenta del DIF, previa a la actual.

Hay que conservar el estilo y no perder los rituales de respeto a la mujer, que en este caso, me consta, es una persona correcta que cumplió con eficiencia su trabajo y lo hizo con entrega y prontitud. La admiración a la mujer tiene que seguir siendo parte de nuestra cultura nacional.