Ciencia y Política

Doctor José Antonio Lozano

“Un médico que ha hecho historia”


Conocí al doctor José Antonio Lozano hace más de 50 años, porque atendió a uno de mis hijos cuando nació, y aun siendo médico, me di cuenta de la terrible angustia que es para un padre o para una madre ver sufrir a un bebé o exponer a un niño a una enfermedad que le impida desarrollarse con equidad y justicia, conforme lo exige el derecho a la salud.

Desde entonces toda mi familia ha visitado a ese gran médico y mis hijos y nietos siguen siendo pacientes de él o de alguno de los integrantes de un excelente grupo de alumnos que él formó, quienes siempre están atentos al llamado de un padre o de una madre que solicita atención para sus hijos y que gozan de un alto nivel académico, y aunque tienen interés financiero mínimo normal, siguen el ejemplo de su maestro el doctor José Antonio Lozano, que cuando lee las epístolas o los pasajes evangélicos en la iglesia en la que le toca participar, expresa un humanismo social y una bellísima fórmula de amar y servir y no sólo cobrar, que muy pocos facultativos conservan en la época actual del capitalismo salvaje.

La figura de José Antonio Lozano, que sigue atendiendo su consultorio y asesorando a sus alumnos, es digna de un reconocimiento local, nacional e internacional, al que yo le llamaría, en terminología muy sencilla: el “premio mayor al buen médico”, con el subtítulo: “Alivia, cura y también consuela”. Vaya esta propuesta para los pediatras de la localidad, que conocen muy bienal doctor Lozano y seguro lo admiran como yo.