Ciencia y Política

Don Israel Cavazos

Un personaje que hizo y vivió la historia”.

Conocí a don Israel en 1956, siendo yo estudiante de medicina, cuando asistí a una conferencia que impartió en el viejo auditorio de anatomía en mi querida escuela. Me asombró su memoria y la descripción épica y pormenorizada que hizo de Gonzalitos, nuestro preclaro héroe civil de la entidad.

Posteriormente en mi vida activa conviví en múltiples ocasiones con ese interesante espécimen de la raza humana, pues su mirada profunda, su perspicaz comentario, su enorme y profunda memoria viviente y sus opiniones críticas y descriptivas me hicieron aprender que la historia es una bella dama que nos acompaña, nos enseña a vivir en el romanticismo del pasado y a no repetir los errores que otros sufrieron en su presencia existencial.

Gracias al alcalde Ricardo Canavati, a Édgar Olaiz y a mi esposa, cuando era directora del Museo Metropolitano, se publicaron las actas de la ciudad de Monterrey, después de un arduo trabajo de muchos años, mismas que presentaron dos expertos españoles de la Academia de Historia de ese país, fortaleciendo así la imagen internacional del maestro, y en el año 2009 se le premió con la más alta condecoración, que es la de la insignia de la Real Orden de Isabel la Católica que otorga el Gobierno de España.

El Grupo Milenio le hizo recientemente un oportuno y merecido homenaje y le publicó un libro. El maestro permanecerá siempre vivo en nuestro corazón y en nuestro afecto, porque la historia lo acompañará y esa musa nunca muere. Estamos solidarios con su familia y con sus miles de amigos.