Ciencia y Política

Ildefonso Guajardo

Raíces y futuro

En estos días cumple 60 años un paisano de características excepcionales en el ámbito del servicio público. Me refiero a Ildefonso Guajardo, actualmente secretario de Economía y a quien yo conocí desde hace años, recibiendo su apoyo en la Unesco, cuando él era Oficial Mayor de la Secretaría de Relaciones.

Ildefonso había tenido experiencia previa en los campos de la diplomacia, aprendiendo la ciencia económica en la facultad de la UANL. Trabajó también al lado de Gurría cuando se iniciaron las gestiones del TLC y apareció en Nuevo León organizando la Oficina Ejecutiva del Gobernador. Después fue diputado federal con trabajo excelso y el presidente Peña Nieto lo nombró secretario de Economía, posición que ha ejercido con dignidad, eficiencia y total probidad.

El personaje que aquí estamos describiendo pudo haber sido gobernador y lo hubiera hecho muy bien; pero yo creo que en el futuro podrá volver a dirigir este estado que conoce a la perfección y con sus características personales muy especiales de bonhomía, simpatía y generosidad, puede hacer que él mismo encauce sus rumbos hacia una política adaptada a los cambios bruscos de la política contemporánea.

El día de hoy queremos felicitar a Ildefonso, no por su aniversario ya que el dios Cronos es inexorable, sino por sus actividades en beneficio de nuestra nación. Lo hago aunque sé que él prefiere las luces ardientes del contacto familiar y no la explosión fulgurante y transitoria del aplauso público pues siempre ha sido de trato humilde. Por eso...

Creo que el secretario dará prioridad a su familia y después a la política del poder, así estará listo para con eficiencia continuar sirviendo a este país que tanto requiere políticos y administradores dignos y capaces como nuestro paisano.