Ciencia y Política

No nos importa quién gestione

“Lo que nos interesa es que se consiga”.


El gobernador y los diputados parecen “niños” que quieren que sus “papás” les den un premio, y luchan por obtener el reconocimiento público de que ellos fueron los que gestionaron el presupuesto para el estado de Nuevo León.

Lo anterior me hace recordar que en Finlandia, cuando un funcionario público presume haber logrado un éxito en sus gestiones para una obra determinada, el sistema político lo castiga con una multa y el desconocimiento público, pues ahí la gente está educada para que los administradores públicos hagan cosas positivas, pues dicen: “Para eso les pagamos”.

Sin embargo, mi querido estado tiene necesidades imperiosas y por lo regular es es maltratado por la Federación, pues aportamos cerca del 10% del PIB y nos devuelve el 4%, más o menos. Esto habla de que la Federación no nos toma mucho en cuenta, bajo la excusa de que otros estados son más pobres o con la realidad de que otras entidades están en campaña política y el PRI quiere ganar.

Nosotros necesitamos recursos para obras viales, carreteras, el maltrecho Metro y los hospitales que están pendientes, sobre todo el que está en el Centro Médico de la UANL, que no da servicio de especialidades, porque no lo completan.

Bajo esta premisa ratifico mi concepto de que la gestión de recursos es una obligación del gobernador, de los diputados y de la sociedad civil, que tienen palancas federales; todos deben trabajar en forma coordinada, sin esperar la medallita o el reconocimiento, porque como dicen en el país nórdico: “Para eso les paga su patrón”, o sea, el pueblo de Nuevo León que los eligió y les dio confianza, pero no les permite la presunción y la vanidad.

Descartes: “Pienso, luego existo”… El pueblo manda y si se equivoca, sigue mandando. No lo olviden.