Ciencia y Política

El sentido común

El menos común de los sentidos”.


El gobernador, rendido ante las circunstancias actuales de crisis económica, política y social, dijo que va a reducir los impuestos estatales; medida inteligente. Me refiero a que el Estado, sujeto a la problemática nacional del incremento de la gasolina y de todos los demás productos derivados de ese impacto global, ha declarado que no incrementará ningún impuesto estatal; sabiduría y sentido común natural.

El pueblo de México y el de Nuevo León están hartos de sufrir los incrementos de precio en los productos básicos, y nuestro gobernante ha decidido tener una actitud piadosa para evitar ser parte de esta andanada de ignorancia económica que han tenido los funcionarios federales y que mortifican el ingreso social, que es básico para una población que necesita comer, estar sana y tener capacidad de compra.

Yo creo que al gobernador no le toca tomar ninguna medida alterna, más que reducir impuestos y así dejar de ser parte de la carga impositiva nacional, que se ha incrementado con el aumento del precio de la gasolina y la repercusión de este hecho sobre todos los demás insumos básicos que la población requiere para sobrevivir.

La decisión manifestada de no incrementar la carga impositiva estatal me parece, además de sabia, políticamente funcional, en la terrible época que estamos viviendo en la actualidad, pues más le vale al Gobierno Estatal tumbar los impuestos, porque si no lo hace, lo van a tumbar a él.