Ciencia y Política

No les entendía las comparecencias

Educación y Hacienda: una incógnita

La semana pasada observé con atención las comparecencias, tanto del secretario de Educación, Aurelio Nuño, como del secretario de Hacienda, Luis Videgaray. Ambos se presentaron en el recinto parlamentario y fueron objeto de la réplica de los representantes populares.

El licenciado Nuño recibió una crítica de parte del licenciado Manuel Bartlett, y me llamó la atención, porque este senador fue secretario de Educación durante mi época en el Gobierno Federal y conozco su inteligencia, su formación y su capacidad. El licenciado Bartlett señaló que la llamada reforma educativa ha sido solamente una reforma laboral y administrativa, pues no ha tocado la formación magisterial, ni la médula académica del saber que requiere adecuación histórica y eficiencia, para que la educación deje de ser sólo retórica y se convierta en una ciencia de formación integral.

Lo mismo manifestó el senador del PAN Juan Carlos Romero Hicks y la respuesta fue ambigua y abstracta, insistiendo en que él visitaría todas las escuelas para conocer su problemática (hecho imposible).

La comparecencia del secretario de Hacienda fue mucho más técnica, pues tiene una profunda formación en economía y en el mundo de la Hacienda Pública, y por supuesto conoce el ámbito internacional, pero adolece del defecto de la soberbia, y allí en la Cámara tuvo que soportar los embates de los diputados que le señalaron que su planeación no corresponde a los resultados que se esperaban, ya que el país está más pobre, no ha crecido como se preveía y no se ven mecanismos que permitan reconstruir el llamado tejido social.

Escuché con asombro que el secretario dijo que los diputados no debían aumentar los impuestos y después entendí eso, porque él ya los aumentó y sobre todo con la reforma fiscal golpeó a la clase media y a los medianos empresarios; bajó la demanda del mercado e hizo que el crecimiento fuera incipiente y que la inversión se alejara, generando con eso una crisis de desempleo.

Ojalá que los funcionarios escuchen las razones del pueblo, expresadas en la Cámara, y no sigan haciendo lo mismo, porque de esa manera obtendrán siempre los mismos resultados.


luisetodd@yahoo.com