Ciencia y Política

La psicología social del futbol

Como en la vida, no siempre gana el mejor

Yo siempre me he preguntado por qué me gusta tanto el futbol, hecho que comparten millones de aficionados en todo el planeta. Al fin he encontrado la respuesta: es que el futbol se parece a la vida misma.

Me refiero a que este deporte es ciencia, porque requiere método reproducible; también es técnica, porque hay que tener habilidad instrumental para conducir la pelota; por supuesto es arte, porque algunas jugadas tienen un elemento plástico de belleza y la incertidumbre, así como lo impredecible del resultado, es semejante al existir entre la vida y la muerte.

Por supuesto que también es pasión y emoción e invade una parte del cerebro para producir alegría o tristeza, como el acontecer cotidiano de una persona. También requiere voluntad, paciencia y tenacidad para lograr el triunfo, igual que en el quehacer de trabajar pero...

Como sucede en la vida, no siempre gana el mejor, sino el que aprovecha las oportunidades y mete los goles. Todo esto explica por qué antier perdieron los Rayados ante un equipo especulador que jugó pésimo y que sólo hizo un tiro a gol y lo metió. Ahora, con humor, entiendo por qué me gusta el futbol: porque si en la vida ganara el mejor, yo no sé dónde estaría.

luisetodd@yahoo.com