Ciencia y Política

¿Qué pasa con la educación?

Me refiero al secretario de Educación.

Recientemente ha habido un gran cataclismo en el proceso educativo nacional, pero no ha pasado nada en el estatal, porque el secretario de Educación, Arturo Estrada, hombre valioso, no ha tomado todavía las iniciativas revolucionarias, que en un estado como Nuevo León son necesarias, por ser una entidad de avanzada.

Hace algunos meses conversé con este caballero, y como es costumbre en la política, quedó de hablarme, pero no lo hizo; todo lo que quería decirle era que creara una unidad denominada Ciudad Universitaria del Magisterio, para iniciar lo que los teóricos en México no han logrado, es decir, fortalecer el magisterio antes de empezar cualquier reforma.

Él fue director de la Facultad de Ciencias Políticas de la UANL, que fundé cuando fui rector, y espero que  la política no le estorbe a la educación, porque en Nuevo León urge crear la Ciudad Universitaria del Magisterio, que no cuesta dinero, pues es solo cuestión de imaginación.

Los terrenos en los que están ubicadas la Normal Superior y la Normal Básica son muy caros y pueden venderse a precio de oro, para construir una unidad de primer mundo, misma que he propuesto en múltiples ocasiones para albergar una integración de las normales y generar un sistema integral, con un tronco común y las correspondientes especialidades, realice una verdadera investigación educativa, con una ciudad universitaria para los maestros, en la que existan todas las ventajas que pude constatar tienen en la Ciudad del Magisterio de París, Francia. Esa institución deberá aprovecharse también para fortalecer la preparación de nuestros maestros en funciones.

Ojalá nuestro secretario aproveche la iniciativa y actúe en consecuencia.