Ciencia y Política

¿Y la deuda?

La deuda existe como elemento inserto en nuestra civilización en el ámbito de los gobiernos; un ejemplo claro es el caso de los Estados Unidos, que debe billones de dólares a China.

También existe en el mundo empresarial, donde se utilizan las deudas y el financiamiento para acelerar la producción; y por supuesto cualquier personaje humilde también tiene alguna deuda, de vivienda, de juego, de amigos o del supermercado, es decir, no hay que asustarse de la deuda. El problema es que hay que pagarla y ahí empiezan las complicaciones.

Esta introducción tiene por objeto llamar la atención de los candidatos, a que incluyan en sus famosos debates una pregunta clave: “¿Cómo vamos a pagar la deuda?”, porque dicen que en nuestro estado es de más de 70 mil millones de pesos y en muchos municipios desborda la capacidad de financiamiento y de pago a tiempo real.

Por supuesto que la deuda, es un mal necesario, pero pienso que aquellos candidatos que están prometiendo muchas cosas, se les está olvidando que esas promesas tienen que cumplirlas con el “maldito dinero”, que seguramente de no pagarse la deuda, les va a escasear y no van a poder cumplir.

Este tema debe ser parte del proceso dialéctico del alto debate político, el cual espero no lo conviertan, los bisoños candidatos, en pleitos, rasguños o descuentos personales, pues a la gente normal, que es la que va a votar y que es la mayoría, no les interesan los complejos beligerantes, sino lo que quieren son resultados.

NOTA: Ivonne rechazó el debate de forma inteligente, pues no había equidad. Además esta joven iba a ser “el monito” de feria contra el PRI y contra Medina.

luisetodd@yahoo.com