Ciencia y Política

El desarrollo urbano de San Pedro

“La ciencia no se debe consultar”

Actualmente están de moda las encuestas, referéndums y plebiscitos, mismos que han producido mayor participación ciudadana, pero no mejores decisiones en el arte-ciencia de gobernar, porque como decía Winston Churchill: las mayorías no siempre tienen la razón, y menos en temas científicos y tecnológicos. Valga mencionar como ejemplos el Brexit, que aísla a Inglaterra de la realidad global, por votación mayoritaria, y lo que sucedió en Colombia, que regresa al espíritu de guerra, cuando ya la paz había sido negociada; y así existen múltiples ejemplos en el mundo.

Lo anterior porque el alcalde de San Pedro, Mauricio Fernández, que ha demostrado ser un buen edil en varios trienios, está preguntando a la gente sobre un tema de ciencia urbano-social, para que participe en una importante decisión sobre la planeación urbanística de ese municipio, considerado antes un modelo nacional. Quizás a él, como a muchos, se le olvida que el urbanismo es una ciencia que incluye planeación, impacto social, vialidad, seguridad, y que ese tema debe ser analizado por expertos y resuelto por aquel que tiene el voto popular.

No considero justo que la mayoría, que no conoce del tema, decida la visión futura de San Pedro. El alcalde tiene el bono del voto y debe utilizarlo y cuenta además con la experiencia, inteligencia y asesorías internacionales, de ser necesario, para utilizar el método científico y no el método democrático, que en estos casos no funciona; pues eso sería como si les preguntáramos a niños de cinco años qué es lo que quieren estudiar.