Ciencia y Política

En defensa de Emilio Chuayffet Chemor

Los problemas políticos

y laborales del Magisterio

deben tratarse en la Secretaría

de Gobernación.

Recientemente el secretario de Educación ha sido vilipendiado por algunos medios de comunicación, que en su afán destructivo y conscientemente contestatario han criticado la no intervención del encargado de la Educación, alma espiritual del pueblo en nuestro país, por no estar inmiscuido en los absurdos conflictos de paros, que han preconizado algunas secciones del magisterio y que han tenido efecto negativo en la Ciudad de México y del país.

El que esto escribe, que tiene más de 40 años en el proyecto fallido de educación nacional, siempre ha defendido, que uno de los problemas más serios de la educación mexicana es la intromisión del gremio sindical y de las autoridades del sistema educativo en los conflictos laborales y políticos. Por eso estoy totalmente de acuerdo con la nueva actitud del Presidente y de la Secretaría de Educación en dejar ese trabajo del poder en el área que le corresponde, que es en la de la política interior, que se maneja desde la Secretaría de Gobernación.

Sólo así, sacudiéndose esta lacra de la política del poder que desborda injustamente la política del saber, se podrá realizar una Reforma Educativa integral, académica, científica y no sólo laboral o circunstancial, como ha sucedido en otras ocasiones.

Concluyo señalando que la dignidad de la entraña cultural y espiritual del sistema educativo, que es la salvaguarda elemental, para resolver todos los problemas de la nación, debe conservarse en un correcto análisis axiológico, que le dé a Dios que es la educación, lo que Dios merece, y a la transitoria política del poder, el valor mínimo que esta última tiene.

luisetodd@yahoo.com