Ciencia y Política

¿No habrá otra cosa qué comentar?

Me refiero al tema de las gorditas

 

Aunque no coincido en muchas cosas con el señor gobernador, dada mi formación, me dan comezón sus expresiones folclóricas y vernáculas, y la verdad es que no dejo de reconocer que este personaje es un caso raro en la política, porque dice lo que siente y no sigue la pauta convencional de decir lo que le conviene y cubrir su verdadera emoción con una máscara, cosa que en el pasado convirtió a los políticos en actores dramáticos y mitomaniacos de oficio.

Por esas razones este comentario me parece un rasgo de autenticidad, pero de ligereza en la expresión verbal, porque quizás El Bronco olvidó que en Nuevo León hay un 30% de obesos y un 60% tenemos sobrepeso, o sea, que la mayoría somos gorditos y gorditas, y obviamente que gracias al Facebook y el Twitter, que quieren expresar todo en muy pocos caracteres y hacen uso de la inmoralidad del anonimato, se le vino el mundo encima al mandatario por algo que no quiso decir.

Me refiero a que en una reunión sobre salud de adolescentes, él mencionó que a una jovencita que se embaraza, y por eso está gordita, le da miedo y pavor y aleja al co-responsable, y eso es cierto; así que, por favor no nos comportemos como un pueblo globero, hay asuntos más importantes.

luisetodd@yahoo.com