Ciencia y Política

Epidemia: obesidad y diabetes II

La comida chatarra en las escuelas

De acuerdo al licenciado Juan Roberto Zavala y conforme a la Encuesta Nacional de Obesidad 2015, el 66% de los planteles de preescolar, primaria y secundaria siguen desobedeciendo el Acuerdo de las Secretarías de Educación y Salud del año 2014, que prohíbe que en los planteles educativos se vendan alimentos con alto contenido de azúcar, harinas refinadas, grasa o sodio en exceso y que no cumplan con los criterios de nutrición establecidos en la ley.

Como se describió en el artículo anterior, la obesidad y su maligna hermana, la diabetes, lesionan la salud pública y acaban de manera prematura con las expectativas de una vida sana, por lo que hacer eso en las escuelas puede considerarse socialmente un acto criminal.

El problema está en la escuela, pues allí está la visión futura de la nación y la solución también, ya que teniendo la escuela como centro, se puede organizar, como señalamos en un artículo previo, una gran campaña en donde los 35 millones de mexicanos que están en el sistema escolar se formen con la nueva actitud y convenzan a sus padres y familiares de que hay que cambiar la forma de alimentarse, y como vacuna, modificar la cultura alimentaria del país.

También se deben difundir, como factores preventivos, el ejercicio, una dieta adecuada y el permanente señalamiento en todos los medios de comunicación de la necesidad de crear una nueva alianza de nutrición en la que todos colaboremos, y aquí incluyo a las tiendas de conveniencia y a los fabricantes de productos alimentarios, para que proporcionen, con verdad y advertencia, la información nutricional correspondiente, y a los medios, para que adviertan qué tipo de sustancias contienen los alimentos y los riesgos que estos implican.

El currículum transversal y el uso de la comunicación vía cómics y de las redes sociales, pueden ser una fórmula moderna y rápida de divulgación de esta problemática en el sistema educativo, creando una cartilla moral para preservar la salud de nuestros hijos, predicándola y practicándola, con la visión de un futuro sin obesidad.

luisetodd@yahoo.com