Ciencia y Política

El Clásico y la vialidad

Cuando los departamentos de tránsito ¿¿se organizan??

En 1974, el licenciado Alberto Santos de Hoyos y el que esto escribe nos pusimos de acuerdo para organizar el primer Clásico oficial e insistimos en llamarle de esa manera para generar una sana rivalidad entre Rayados y Tigres. En aquella época ambos equipos jugaban a las 5:00 pm en el estadio Universitario, que podía albergar 50 mil personas. Desde entonces asisto con regularidad, y así lo hice el miércoles, por la ruta que siempre utilizo y por la que tardo entre 30 y 40 minutos en llegar al estadio Universitario, a ver a los Tigres.

Previo al Clásico, hubo una reunión en la que las policías y los tránsitos de los municipios se organizaron para asegurar una "adecuada" vialidad; no obstante, no solo no evitaron el caos vial sino que lo fomentaron, pues rompiendo toda lógica en organización y olvidando al Google map, los agentes se pusieron a bloquear calles, dizque para evitar conflictos.

La realidad fue contraria a los buenos deseos, pues en lugar de media hora tardé 120 minutos en llegar al estadio, por los bloqueos realizados por los agentes del orden, y como al evento asistió el mismo número de aficionados de siempre, no entendí el desastre innecesario que hizo que mucha gente llegara tarde a un evento que es muy caro.

El regreso fue normal, porque ya los agentes se habían ido a descansar y lo único bueno del asunto fue que los Tigres ganaron y el juego tuvo un alto nivel de competencia deportiva. Dios nos libre de esa organización, por lo que les pedimos que nos dejen desorganizados o que pidan al ingeniero Alejandro Rodríguez, quien organiza muy bien a los Tigres, que se encargue del tema, pues el que no ayuda, aunque sea policía o tránsito, mejor que no estorbe.