Ciencia y Política

La ciencia vs la ignorancia política

Se reduce el presupuesto al Conacyt y universidades.

En 1970, el presidente Echeverría creó, con visión, el Conacyt, para coordinar la ciencia y la tecnología, propiciar investigación científica y generar patentes y productos de alto valor agregado para ayudar a la economía nacional; a mí me tocó ser miembro de la directiva de ese consejo en 1974, en el que la participación presupuestal del producto que fue del 0.3% del PIB.

Actualmente y a pesar de las múltiples demandas previas y la más reciente a Enrique Peña Nieto, el presupuesto que se otorga a la ciencia es muy reducido y no alcanza ni por asomo el 1% que el Presidente prometió durante su campaña; y para acabar de entristecer nuestro futuro, en la reducción que se hizo del proyecto de Presupuesto del año 2017, el Gobierno Federal redujo en un 25% el Presupuesto para el Conacyt y en un 30% el de las universidades, lo que generará de nuevo un retraso en la producción de ciencia, tecnología e innovación, con lo cual el país continuará siendo dependiente, en particular de EU, que ahora nos produjo un calambre con su nuevo y flamante presidente.

Lo que aquí expreso nos va a volver a mandar a la sala de espera del desarrollo económico, que se basa fundamentalmente en la ciencia, la tecnología, la innovación y la producción de patentes, y así seguiremos con nuestra miopía intelectual; no como Corea del Sur, que hace 30 años tenía igual ingreso per cápita que México, pero le apostó a la educación y a la ciencia y se olvidó de la política del poder, y con esas medidas, actualmente tiene un ingreso per cápita igual que el de EU, y nosotros seguimos, como ratones asustados, dependiendo de las patentes internacionales, que en número de 40 mil se crean en nuestro vecino del norte, pues nosotros sólo producimos 150 al año.

Estos desaciertos nos conducirán inexorablemente a continuar con la soga atada al cuello, dependiendo de la economía mundial y de gobernantes que todavía no alcanzan a darse cuenta que si no avanzamos en la calidad de la educación y en el desarrollo de la ciencia, jamás podremos incorporarnos a la nueva sociedad de la competitividad internacional y del conocimiento, es decir, seguiremos como párvulos, desvalidos y sin rumbo.

luisetodd@yahoo.com