Ciencia y Política

El candidato

En la política como en el futbol gana el que mete los goles

Esta es una época interesante porque todo mundo está esperando un candidato para la gubernatura del estado. Por un lado está el más capaz, sin duda alguna, se llama Ildefonso Guajardo; por otro está la más popular, una bella mujer que se llama Margarita Arellanes; lo demás son ensaladas que se están incorporando para ver si existe alguna oportunidad lateral.

Yo conozco más a uno que al otro y por supuesto que estoy consciente de mi inclinación social demócrata y en mi amor al estado. Por eso creo que se requiere a alguien que resuelva los tremendos problemas de deuda pública, de falta de vialidad, la mostrada frivolidad política y también el correcto engranaje hacia la economía global, que muy poca gente puede realmente resolver.

Es decir, un personaje como Guajardo, o alguien parecido, para que no crean que estoy inclinado con algún candidato, como fue Ruiz Cortines para arreglar el desastre que le dejó Miguel Alemán.

Sin embargo, hay una bella dama que ha estado haciendo mucha campaña populista y que representa al partido tradicionalmente de oposición y se llama Margarita. Además es bastante lista y tiene una dosis de cinismo, que yo admiro.

También hay otros personajes, como Cristina Díaz, bien preparada para gobernar, pero quizás no está en la circunstancia política adecuada. Otra tiene mucha popularidad, se llama Ivonne Álvarez, y ella puede ganar la contienda por su carisma.

Yo estoy maduro en estas lides y solamente quiero apasionadamente a mi entidad, pues aquí mi abuelo fue alcalde, aquí nací, aquí mi madre fue una dama excepcional que gozó el Barrio Antiguo y lo que deseo es a alguien que mejore Nuevo León y que recoja los vientos del romanticismo histórico y que se adapte al pragmatismo acelerado de la juventud actual.

Quisiera que la gente pensara en un gobernador humanista, educado, inteligente, capaz y honesto, y no solamente alguien que arrastre votos por tener los recursos financieros o la simpatía del pueblo, pues al final se debe elegir a quien sabe gobernar y no quien está bonito para hacerlo.

luisetodd@yahoo.com