Ciencia y Política

Avances en la Ley de Desarrollo Urbano

Cuatro opiniones:
¡Pónganse de acuerdo!

Esta columna se ha preocupado en varias ocasiones por la Ley de Desarrollo Urbano, ya que en el estado existe un desastre, y para muestra basta observar los crecimientos desorganizados y la vialidad, fuente de frustración social, todo lo cual afecta profundamente a nuestra comunidad.

Ahora resulta que el Congreso del Estado se ocupó de esta temática y nombró a personas neófitas para que presentaran un proyecto, mismo que adolece de muchos defectos; al mismo tiempo, los alcaldes del área metropolitana, preocupados por su complicidad en este desastre, presentaron otro proyecto, y el Gobierno del Estado, súper responsable de este tema, va a presentar uno nuevo. Si a eso le agregamos la influencia del proyecto federal inicial, resulta que tenemos cuatro propuestas y no hay diálogo para conciliarlas. Esta situación nos hace entrar en el mundo kafkiano y rompe con el sentido común, que busca siempre negociar y dialogar, para lograr un objetivo común.

El colmo de este desastre es que no se cuenta con la opinión técnica y científica de los expertos en urbanismo, que no han abierto la boca para opinar y son los que tienen un gran acervo de conocimiento y algunos hasta premios internacionales y aseguran que sus opiniones son confiables, y los tenemos aquí, y están esperando sentados a que los llamen y que sin tener ese trabajo de oficio, cuentan con la capacidad para resolver el problema.

Valgan estos comentarios como un grito que pide atención al responsable de esa área del sector público y a los expertos, para que tomen el toro por los cuernos y resuelvan esa situación, que puede calificarse como criminal para una sociedad creativa y emprendedora como es la nuestra.

Descartes: Pienso, luego existo... "Hacia un urbanismo social".