Ciencia y Política

Cuatro años con reforma administrativa y laboral

Me da tristeza que mis pronósticos fueron ciertos”

Con base en mi experiencia de más de 40 años en estos temas, durante la campaña del actual Presidente de la República le presenté un proyecto y posteriormente a Emilio Chuayffet, mismo que no fue bien recibido, porque era demasiado audaz, y en lugar de eso se inició un proceso extraño, por la falta de sinergia entre los investigadores educativos y el Gobierno, que no ha conducido a avances  importantes.

Señalo por ejemplo que el Gobierno inició una evaluación represiva, para con base en ella darles o retirarles su plaza; esto se hizo con el conocimiento previo que desde hace muchos años tenemos, de que el sistema actual de normales no se ha modernizado y que por ende muchos de los maestros iban a reprobar, ya que la educación normal se había rezagado de los avances de las ciencias básicas.

La evaluación original ratificó este concepto y el 70% de los maestros reprobó; sin embargo, se continuó, cuando lo correcto hubiera sido crear un sistema de formación actualizada universitaria del magisterio, dar el tiempo necesario para la educación continua y posteriormente evaluarlo, pues de otra forma reaccionaría como lo hizo, sobre todo en los estados más pobres del país, defendiendo con paros, huelgas y violencia su salario original. Este proyecto, en el que no hubo armonía entre el Instituto de Evaluación, la gente conocedora y valiosa y el mundo político, ha entretenido el proceso y detenido sus avances, convirtiendo la reforma en un tema administrativo y laboral.

Posteriormente se inició el proyecto académico, que es el más importante, pero se hizo a través de autoridades con mínima experiencia en el conocimiento real del sistema educativo, lo que condujo a un proyecto muy abstracto, elaborado y complejo de entender, y además con el sello del siglo XX, olvidándose que en otras partes del mundo la educación se está transformando y adaptando al método científico y a la informática.

Dentro de poco se iniciará la lucha política por la Presidencia y, como dijo el entrenador de futbol Vince Lombardi, no estamos perdiendo la lucha de la reforma, simplemente se nos está acabando el tiempo, ya que no sabemos y ni siquiera imaginamos qué sucederá en las elecciones del año 2018. Por todo esto siento una profunda tristeza.

luisetodd@yahoo.com