Ciencia y Política

Hacia una fiscalía antirrumor

"La verdad os hará libres"

En otras épocas en que no existía la comunicación, al rumor se le calificaba como chisme y era parte del folclor pueblerino que afectaba transitoriamente la verdad, pues en cuanto se aclaraba, la gente pedía perdón.

Pero todo cambió, y con la comunicación y las redes sociales como reinas de la simulación, el escándalo y, sobre todo, el anonimato aparente, están produciendo lo que, si yo fuera futurólogo, llamaría: la sociedad del rumor, que hace daño, como en las guerras, a culpables y a inocentes.

La rumorología o ciencia del rumor es una maligna enfermedad que no tiene total regreso, porque se alimenta de la información permanente, con la intervención del factor del poder o del morbo popular que, como en el circo romano, quiere ver sangre aunque sea de inocentes.

La vacuna para todas esas acusaciones públicas llamadas confidenciales es el síndrome del olvido, pues la noticia de ayer ya no es la de hoy; no obstante, en nuestra comunidad debemos tener anticuerpos para evitar que esto se haga costumbre, porque el rumor es un acto criminal que nos impide cumplir la sentencia bíblica de: "La verdad os hará libres".

luisetodd@yahoo.com