Ciencia y Política

La Teoría del Caos y el proceso electoral

El aleteo de una mariposa aquí, puede causar un terremoto allá.

 

Edward Lorenz describió la Teoría del Caos para los procesos meteorológicos, pero ésta se pudo aplicar para la física, la química, las encuestas, los problemas psicológicos, sociales y políticos. Se trata de pequeñas cosas que pueden generar grandes problemas o resultados.

Esta teoría la manejan muy bien los estadígrafos, quienes tienen índices de rechazo en la campana de Gauss y que ellos lo llaman solemnemente como la influencia del azar, es decir de cosas que suceden y que no pueden ser previstas con antelación, porque son parte de la vida biológica y social. A esto le llamaron el Efecto Mariposa.

Esta introducción es para señalar que por primera vez en el Estado, viviremos un proceso electoral distinto a todos los anteriores que hayamos padecido, pues actualmente hay cuatro candidatos reales, a gobernador, que representan minorías y ganará la minoría que se haga mayoría, en comparación en forma relativa con los contendientes. Es decir, la minoría mayoritaria no subirá probablemente del 35%, cantidad de adeptos con cuyo apoyo tendrá que gobernar.

Todo lo anterior nos conduce a señalar que cualquier pequeño error ingresará al caos y que alterará rápidamente o enormemente los resultados. Cuidado entonces, porque dada la situación del país, se antoja predecible un caos funcional electoral, lo que será muy triste pues para gobernar un Estado tan importante como el nuestro, se requieren muchas cosas y no promesas causales verbales, sino programas integrales y proyectos de nación y de Estado con método científico para hacer de la política una ciencia y no sólo una artesanía.

NOTA: Me pregunto: ¿Cómo le hará el Instituto Estatal Electoral para supervisar los gastos de campaña? De más de 60 diputados locales y federales, así como del candidato al gobernador. ¿Tendrá personal suficiente o son sólo buenos deseos?

luisetodd@yahoo.com