Ciencia y Política

Linares: ciudad satélite

Un funcionario público debe apoyar, no estorbar.


Mi bella ciudad metropolitana de Monterrey está en una crisis de supervivencia urbana, porque se preocupa fundamentalmente por los automóviles y los edificios, y no por la gente que habita en este rincón de nuestra patria. Pero esto no es nuevo, pues la planeación urbana no ha sido prioritaria para los gobernantes, que desde hace muchos años han dicho que la prioridad es Linares, pero no han hecho nada para descentralizar y crear una ciudad satélite.

Las razones que justifican esto muestran que Linares tiene agua suficiente y que el gasoducto que lleva el 40% del gas a nuestro país pasa por ese municipio, gracias a las gestiones de Juan Livas, lo que permite la industrialización. Además, empresarios coordinados por Fernando Maiz crearon un parque industrial y un sector de viviendas con toda la infraestructura de la modernidad, y la UANL y la SEP tienen unidades en dicho municipio, recientemente nominado Ciudad Mágica.

Abundando en esas ventajas, esa zona puede ser un atractivo turístico, por la Presa Cerro Prieto, y para completar el cuadro de atracción, la vía de ferrocarril, regenerada, puede permitir la implementación de un tren que transporte personas y mercancías.

Toda esta belleza de planeación que se logró cristalizar en el sexenio anterior, en "donde hubo muchas cosas malas pero también cosas buenas", ha sido bloqueada en la actualidad por la Secretaría de Desarrollo Económico, cuyos funcionarios, con la intención de quedar bien con "su patrón" y erradicar todo lo hecho en el sexenio anterior, así como con "la suspicacia de intereses empresariales actuales", han desviado su atención hacia el municipio de Sabinas, que también es una opción, pero que actualmente tiene limitantes mucho mayores que las de Linares.

Estas circunstancias son un mal ejemplo de funcionarios que no tiene grandeza y que, en su afán servil, quieren convencer a un gobernador, que espero no escuche esas malas influencias que contaminan el arte-ciencia de servir y gobernar.

Ojalá que este sueño de hace más de cuarenta años se haga realidad, utilizando el método científico de lo que es necesario y puede hacerse, y no el método maligno del servilismo político y la ignorancia.


luisetodd@yahoo.com