Ciencia y Política

La rendición del SNTE

If you can't beat them, join them (Watson)

"Si no puedes derrotar al enemigo, únete a él" y este dicho se acaba de aplicar por una maniobra del SNTE que, temerosos de estar perdiendo el liderazgo y viendo que se avecina el fracaso de la reforma educativa, mejor quieren hacer presencia crítica, cosa que no habían hecho en los últimos tres años.

En un manifiesto publicado en los periódicos, estos líderes muestran que sí tienen conocimiento del problema, pues sus argumentos actuales son semejantes a los que describieron investigadores educativos en el pasado. Me refiero a que personajes como Gil Antón, Guevara Niebla, Sylvia Schmelkes y otros ya habían insistido en que la evaluación magisterial debía ir precedida de una reforma en la educación normal.

En la actualidad la llamada reforma educativa, que no es más que una reforma laboral y administrativa, no se acompaña de una verdadera reforma académica, y al contrario, el secretario Aurelio Nuño se dedicó a perseguir, como procurador de oficio, al magisterio, sobre todo en el más humilde de los estados marginados.

Con una agudeza política inesperada, pues se dieron cuenta de que se les está yendo el control de los maestros hacia la independencia, hecha manifestación pública en diferentes ámbitos de la vida nacional, ellos corrigieron su sumisión y su indiferencia, convirtiéndose en defensores de los maltrechos y desarrapados maestros del sur, que con malas estrategias tenían una simple razón, que era defender sus derechos adquiridos.

Este viraje de actitud es también, probablemente, respuesta al fenómeno Nuevo León, pues nuestro estado y cinco entidades con índices económicos elevados despertaron, conforme se dieron cuenta de que se estaban afectando sus derechos y que no tenían forma de defender sus principios, así como que la evaluación no había sido propositiva o vocacional, sino punitiva y discriminatoria.

Creo que es momento para unirnos y discutir con democracia y no con imposición, la reforma educativa que el país requiere para poder aprovechar lo bueno de la sociedad del conocimiento y defendernos de las corrientes malignas de la globalización, que están afectando nuestra identidad nacional.

luisetodd@yahoo.com