Ciencia y Política

Gobierno sin rencor

Los medios existen y un gobernador no debe tener resentimientos

 

Comprendo, sin justificar, las respuestas del gobernador a los medios, de los que durante su candidatura recibió críticas que él consideró injustas. Pero eso sucede en todas las buenas familias democráticas del mundo (Trump vs Clinton).

Sin embargo, cuando ya pasó la tormenta de la elección, un gobernador no tiene derecho a rencores, porque ahora su principal trabajo es conciliar intereses y dedicar su esfuerzo a servir y a su proyecto social, pues su responsabilidad no es personal sino totalmente colectiva.

Por esa razón, no entiendo por qué el gobernador de todos los nuevoleoneses sigue anclado en un conflicto con la radio, la prensa y la televisión, que existen y son muy importantes en la opinión pública, y aunque las redes sociales han tomado un papel sobresaliente, estas últimas son frívolas, anónimas y a veces inmorales, y sufren la fugacidad e intoxicación de la información y, por ende, el olvido.

Le sugiero respetuosamente al Bronco que ponga los resentimientos en una caja y los tire al río y se dedique a coordinar esfuerzos con los medios de comunicación para gobernar con la visión de: “Nuevo León somos todos”, recordando a Napoleón, quien dijo: “El hombre de Estado debe tener el corazón en la cabeza”.  

luisetodd@yahoo.com