Ciencia y Política

Fidel Castro-José Martí

“Cenizas, mismo lugar, héroes diferentes.”

 

El gobierno cubano, seguramente por sugerencia previa del revolucionario, ha ordenado que los restos de Fidel Castro se entierren en el mismo lugar donde están los de José Martí, mártir y prócer de la independencia cubana. La diferencia entre ambos, desde el punto de vista histórico, es muy grande, porque Martí fue un poeta, filósofo, escritor y partícipe de la independencia de Cuba, habiendo perdido la vida durante la misma acción bélica. Es decir, él dejó su juventud en aras de su patria, pues murió a los 42 años, y dio su sangre en aras de la libertad; además su memorial desborda las guerras porque se inserta en la belleza de la poesía y de la literatura.

Por el contrario, Fidel Castro fue un héroe revolucionario, inteligente, muy famoso por su audacia y su pensamiento militar, que gestó un movimiento armado para derrocar a un dictador y que durante muchos años fue considerado un ejemplo de resistencia ante el que él llamaba imperio norteamericano, siendo sin duda un personaje muy prominente durante el siglo XX.

Castro no murió durante la revolución armada y después encauzó a la bella Cuba a un gobierno socialista, que como es frecuente en la historia se convirtió en una dictadura que no fue una dictablanda, como la mexicana, sino que estuvo llena de ejemplos de violación a los derechos humanos y de represión para conservarse en el poder y tratar así de encauzar a Cuba dentro de los sueños de libertad, equidad y justicia que él proclamó en su juventud.

Como podemos observar, la diferencia fundamental es que Castro no tuvo la suerte de morir a tiempo, mientras que Martí, con su sangre y poesía, purificó su nombre en la historia.