Ciencia y Política

Educación personalizada

Ningún ser humano es igual al otro; ni los gemelos.
Luis Eugenio Todd


La semana pasada existió cierto grado de polémica sobre la libertad de que cada quien sea lo que quiere ser y no lo que le impone la cultura circundante. Creo que este es un tema filosófico y desplaza cualquier discusión convencional.

Dicen los creyentes y yo soy uno de ellos, que Dios nos hizo a su imagen y semejanza; aunque eso lo dijo filosóficamente y no corpóreamente. La Biblia es muy complicada de analizar y es mejor creer en ella que tratar de explicarla.

Ese viejo conflicto entre ciencia y religión nos conduce siempre a discusiones que no van a llegar a ninguna parte, porque Dios ama a todos por igual y no le importa que las personas sean diferentes en su forma de ser y de actuar. Por esa razón es profundamente conceptual y en la que se basa Jiddu Krishnamurt, uno de mis autores favoritos, pues los seres humanos nacemos desnudos y libres y la cultura nos viste y nos quita libertad, porque la religión es a veces represiva, el derecho lo es por naturaleza propia y los grandes anarquistas como Tolstoi y Flores Magón nunca pudieron triunfar, igual que lo hizo Thomas More, en la esencia de vivir, que es que cada quien es libre y que haga con su vida lo que le dé la gana, sin afectar la de los demás.

Con estos antecedentes es fácil entender que la educación no debe ser masificada sino personalizada, pues cada ser humano tiene características distintas y los sistemas tienen la obligación de encontrarle a cada quien para qué es útil.

Valga la conclusión de que el sistema educativo escolar está en crisis mundial porque exige lo que no debe: que todos seamos iguales. Este es el origen de una teoría que he defendido en la educación mexicana, justificando la frase del doctor Federico Mayor Zaragoza: "No hay malos estudiantes; lo que lo existe son malos sistemas", porque un buen sistema debe encontrarle a cada quien para qué es útil y formarlo en función de sus necesidades y no de la burocracia opresora del sistema escolar, que ya ha sido desbordado por la revolución de la comunicación e información a tiempo real, que han demostrado que con la televisión, la computadora y la informática, pronto la escuela saldrá sobrando.


luisetodd@yahoo.com