Ciencia y Política

Doctor Celso José Garza: ejemplo universitario

El que no comunica no existe

A pesar de que la UANL está en fase de planeación y de corrección financiera, por la falta de apoyo federal y estatal, hay un personaje a quien conozco desde joven, el doctor Celso José Garza, hijo del gran historiador Celso Garza Guajardo, que en la actualidad es un ejemplo raro de luz creativa de la cultura, que alumbra a nuestra universidad y salpica con su trabajo a todo el estado.

La proyección cultural de la UANL, es una de sus funciones fundamentales, y la institución tiene la responsabilidad de extender la cultura y la ciencia hacia la comunidad, lo que se ha estado cumpliendo a través de la Secretaría de Extensión y Cultura, tanto por el anterior secretario Rogelio Villarreal, como por el actual, Pepe Garza, hombre de afable personalidad. En esa forma nos damos cuenta de que la universidad está viva, activa, crítica y productiva.

Comprendo que el rector, siguiendo el mal ejemplo del gobernador, de no querer reconocer que la prensa existe y seguirá existiendo, no aparece frecuentemente en los medios, y por eso no se conocen en el estado todas las cosas buenas que, estoy seguro, se están haciendo en mi querida institución; no obstante, el tema de la cultura sí se transpira en toda la comunidad, por los múltiples eventos que allí se desarrollan.

Espero que pasado el tiempo de la planeación y la revisión financiera, todos los directivos de la UANL, que ahora están silentes, manifiesten con libertad sus opiniones al exterior y participen con su ideario en la vida intelectual de esta nueva sociedad del conocimiento, que si de alguien depende es de las universidades, donde se germinan las semillas de la investigación, la creatividad y la innovación.

También estoy seguro, porque conozco al rector, que él está consciente de la belleza de la Universidad, por ser una institución con diversidad en la unidad, que tiene la obligación moral de ser crítica y vigilante de su entorno político, social, cultural y científico, pues como decía McLuhan: si no comunica esto, se puede deducir que sólo existe para la profesionalización técnica y no para la filosofía de la universalidad del ser.

luisetodd@yahoo.com