Ciencia y Política

Se confunde la función de los diputados

Su función es legislar, no repartir dádivas.


Me refiero a los diputados federales, con el antecedente de que yo lo fui hace muchos años, y estoy en un dilema, porque según mi conocimiento de las leyes, los diputados son electos para legislar y en ningún momento se considera en la Constitución, que ellos deben autorizar subsidios o presupuestos para su ejercicio. Su obligación es cabildear en favor de su entidad, pero ellos no son ejecutivos para repartir.

El hecho de que se aprobó en el Congreso darles a los legisladores 10 mil millones de pesos, a razón de 20 millones a cada uno,  para etiquetarlos en obras y municipios, y representantes de Morena los rechazaron,  con justa razón, me causó gran asombro.

Entiendo que los diputados pueden cabildear en favor del estado que representan, pero no comprendo qué tiene que ver eso con deformar su función legislativa y hacerlos partícipes de decisiones ejecutivas, que implican alejarlos de su misión de aprobar la ley de egresos y en ella no se incluyen intereses personales, sino que representa una síntesis de los consensos que se obtengan.

Además de las razones anteriores, esa distribución personal genera suspicacias,  porque como en el pasado ha sido utilizada como un elemento que permitía a los legisladores escoger los ejecutores de la obra, eso genera síntomas de corrupción, que es precisamente lo que la Cámara está legislando para combatir ese problema que se ha infiltrado en nuestro sistema político.

Tal vez esta Cámara de Diputados tiene funciones distintas a las que tenía en la Legislatura LII y por esa razón no lo comprendo.