Ciencia y Política

Diálogo con el magisterio del estado

Experiencia vs conocimiento.

 

Cuando fui secretario de Educación comprendí a los maestros y además reconocí que el elevado nivel de la enseñanza, que ahora se ha perdido, era consecuencia de maestros mal pagados, pero que conservaban la experiencia de enseñar y de servicio.

Así aprendí que el conocimiento no era el adecuado, porque la formación del magisterio era y ahora lo es más, obsoleta. A pesar de eso, la permanencia, la puntualidad y sobre todo la experiencia en el arte-ciencia de enseñar no sólo con conocimientos, sino con aptitudes, era lo más importante.

Ahora enfrentamos una reforma educativa que no ha consolidado beneficios académicos, sino que se ha dedicado a evaluar y a reprimir los procesos laborales; de ahí se deriva la problemática magisterial  que ahora sufre el estado de Nuevo León, originada en la obligación de los viejos maestros de aprobar un examen para ascender, sin reconocer su experiencia en las aulas.

Por eso existe un conflicto que ya sobrepasó a la secretaria y ahora el diálogo está en manos del secretario general de Gobierno, con quien compartí esa época. Por lo anterior les sugiero premiar la experiencia y no sólo el conocimiento, y apelo a la comprensión y no a la represión del magisterio.