Ciencia y Política

Receta de un médico con juventud acumulada

Va de nuevo, la Reforma Educativa

Decían los viejos maestros que la repetición es la base del aprendizaje y aunque muchos de estos conceptos ya los he expresado, los vuelvo a repetir, para ver si los actuales encargados de la educación, aprenden algo nuevo de mis experiencias.

Va la receta que hace más de 3 años le prescribí al secretario Chuayffet. Y no sucedió nada. En síntesis:

1. La Reforma Educativa es la madre de todas las reformas, sin ella el país no podrá integrarse al desarrollo.

2. El maestro es el núcleo del sistema educativo nacional y debe ser preparado y actualizado, y posterior a la revisión estructural y moderna de su formación normal, podrá ser evaluado.

3. La prioridad de cualquier reforma educativa está en la programación y tecnificación del proceso, para que los niños tengan acceso a la modernidad y mejoren su capacidad de aprender, de ser y de poder aplicar el quehacer; no en la solución del conflicto laboral y menos aun en la temática política del poder.

4. Los cambios fundamentales que el país requiere en la academia, deben iniciarse con cuatro materias fundamentales. Me refiero a que los alumnos deben aprender primero a leer, escribir y comprender, luego a contar números y pensar bien para tener método, y por supuesto tendrán que saber utilizar las tecnologías de la información para su beneficio, no para su perjuicio, y aprender el idioma inglés para aprovechar la información internacional.

5. Las evaluaciones de alumnos y maestros deben realizarse en forma personalizada, es decir, con ellos mismos y no sólo en forma estadística masificada, pues México es un país en donde existen muchas culturas diferentes; además hay que fomentar la descentralización y la prioritaria atención de las áreas marginadas.

INFORMACIÓN RECIENTE DE LA SEP: anuncia Aurelio Nuño que cambiarán el procedimiento de evaluación. "Tercos como las mulas", ¿para qué evalúan y gastan, si ya saben que andan muy mal?. Primero reformen las normales y actualicen a los maestros, después evalúen y estimulen, no repriman. Si entendieran esto se hubieran evitado muchos problemas.

Y recuerden: "La voz del pueblo es la voz de Dios."...

luisetodd@yahoo.com