Ciencia y Política

Corrupción y valores éticos

“Yo no soy moralista ni sacerdote, ni dama de la caridad y menos fariseo”. Luis E. Todd

El que esto suscribe no se considera un alma intocable que lucha, como diría Platón, entre el bien y el mal; soy simplemente un ser humano  que tiene 45 años en el servicio público y que ahora quiere opinar sobre un tema, que aunque el Presidente diga que es cultural, yo pienso que es ancestral e histórico, como lo describimos hace varios años en nuestra revista CONOCIMIENTO   http://www.conocimientoenlinea.com/ No. 123

Comenté este tema con el embajador del país menos corrupto del mundo, que es Finlandia, y él me comentó que no es con leyes,  sino con educación, como se resuelve esta enfermedad.  También le pregunté a mi amigo Juan Pablo Guerrero, que fue fundador del Instituto Federal de Transparencia, y me dijo que después de 18 años, él no observaba resultado alguno favorable. Él es asesor de las Naciones Unidas en ese tema y dice que esto es un problema de educación, como también lo describió Alfonso Reyes en su Cartilla Moral.

Con base en lo anterior y escuchando a esos interlocutores yo sugiero lo siguiente, en este tema bíblico, porque Judas traicionó a Cristo por 30 monedas:

1. Iniciar, desde la infancia, un programa educativo para este objeto.

2. Pagar bien a los funcionarios públicos y obligarlos a tomar un curso de Rational Enquire (Rainier) para generar autoestima y orgullo de hacer el bien.

3. Premiar a los buenos funcionarios, que son muchos, y pongo como ejemplos conocidos, localmente, a Víctor Gómez y Rogelio Páez.

4. Reformar el sistema de justicia, para que sea igual para ricos y para pobres.

5. Proponer que las Cámaras  industriales y comerciales aprueben y firmen un Código de Honor,  para que, como dijo Sor Juana, no sean factor de tentación.

6. Hacer una campaña de difusión para  establecer claramente un sistema de valores, entre el bien y el mal.

7. Vetar a los empresarios extranjeros que corrompen  a los nacionales y vetar a los nacionales que corrompen a los extranjeros, como se hace en otros países.

8. Hacer un único sistema de impuestos,  para que todos paguen de acuerdo a sus ingresos y terminar con la pobreza.

luisetodd@yahoo.com