Ciencia y Política

Conflicto de intereses en telecomunicaciones

Esto se da en las mejores familias del mundo.

 

Mi escritor preferido, Honorato de Balzac, dijo que siempre hay un conflicto de intereses entre el yo y el nosotros y que no existe la pureza absoluta; por lo anterior el asunto trillado de la diputada federal Purificación Carpinteyro no me causó ningún asombro, porque:

Hay conflicto de intereses en la Cámara de Diputados nuestra, pues más de 20 personas tienen nexos con los sistemas de telecomunicación privados del país, algunos muy importantes y eso no puede soslayarse. También el fenómeno existe en el cabildeo norteamericano y la mejor prueba es que los representantes no pueden aprobar una ley antiarmas por la enorme influencia de una asociación privada; ni qué decir que existe conflicto de intereses en España y eso lo demuestra la infanta que está metida en un lío jurídico, también en Francia, pues las grandes compañías que manejan los trenes de alta velocidad, maniobran y manipulan ante la Asamblea Nacional.

No menos sucede en la iniciativa privada. Por ejemplo, aquellos empresarios o dueños de casa de bolsa que tienen información privilegiada, la utilizan para ganar dinero a costa de aquellos que por su ignorancia no saben que la bolsa puede ser manipulada, como ha sido documentado reiteradamente en Wall Street y también en nuestro país. Además tenemos el caso de los gobernadores que saben dónde van a construirse unidades que aumentarían la plusvalía de los terrenos y los compraban con antelación, enriqueciéndose de manera honesta con información privilegiada.

Pasando al ámbito político, los diputados tienen conflicto de intereses, entre el yo de su partido y el nosotros de la patria y por esa razón votan pensando entonces en su futuro político y no en el futuro de la nación. Por todo esto yo no me asusto de lo que hizo una mujer valiente y sincera, en la Cámara de Diputados Federal, y la cual fue ilegal y deshonestamente intervenida, vía telefónica, y humillada sin justa razón; “porque el que esté libre de pecado que tire la primera piedra”.

luisetodd@yahoo.com