Ciencia y Política

Ciencia o demagogia

México sólo produce 233 patentes internacionales al año.

LAS VERDADES:

La ciencia es muy importante como factor de soberanía nacional y desarrollo económico. México tiene buenos investigadores, pero aislados los unos de los otros, además el Presidente de la República está apoyando gradualmente elevar el porcentaje del PIB, ridículo actual del 0.4%, al 1%.

DEMAGOGIA:

Presumimos que somos autosuficientes en investigación científica en muchas áreas, pero producimos 233 patentes, mientras que Estados Unidos 57 mil 300; Japón 44 mil y Corea del Sur 12 mil 400; entonces estamos diciendo mentiras.

Decimos que México es un país emergente incorporado a la globalización y competitividad. Sin embargo, no somos capaces de tener tecnología propia para la exploración y producción de petróleo y el presupuesto en ciencia de México es de los más bajos de América Latina.

Tenemos un buen Sistema Nacional de Investigadores (SNI), cerca de 30 mil, pero la mayoría sólo producen investigaciones aisladas, sin patentes o son maquiladores de otros resultados científicos internacionales, y cuando bien nos va somos innovadores; pero la ciencia básica está totalmente abandonada y es la que da alto valor agregado económico.

Los parques de innovación e investigación científica y tecnológica tienen muy bellos edificios y exceptuando algunas universidades, los centros de investigación están ahí para darle servicio en general a programas de las empresas y no a generar ciencia propia, publicaciones y patentes que puedan incorporarse a la productividad.

Tenemos algunos programas de educación para la ciencia, pero son aislados y los medios de comunicación no colaboran en ese tema y el Gobierno no tiene mecanismos de difusión, de la información y comunicación electrónica, lo anterior con excepciones como la UNAM. Todo esto genera que nuestros alumnos sean los peores en ciencias y matemáticas en la OCDE.

CONCLUSIÓN:

Somos mucho rollo y pocos resultados, pues no hay patentes que le aseguren a México prestigio internacional y por eso somos un país dependiente que solamente araña la competitividad y el mercado globalizado. Por todo lo anterior hay que crear una revolución, para darle a la ciencia, que transforma el medio ambiente, su prioridad.

luisetodd@yahoo.com