Ciencia y Política

¿Qué tan importante es la política?

La fábula del flautista de Hamelin

Leyendo los medios de comunicación nos damos cuenta de que la mayoría hablan de la política, de las elecciones y del poder. Meditando sobre eso tengo la impresión de que estamos equivocados y comparo esta seducción a la del Flautista de Hamelin, que fue capaz de seducir y matar una plaga de ratones en el río con su instrumento, pero como no le pagaron tocó la flauta y llevó a niños inocentes, inducidos, a morir.

Así estamos en México, hipnotizados por la magia de la política, olvidando las palabras de David Thoreau, autor del libro Desobediencia civil, quien dijo que el mejor gobierno es cuando se tiene menos gobierno y más participación ciudadana; así funcionan algunos modelos como Noruega y Finlandia, que son las sociedades más felices del orbe.

Valga esta digresión para reconocer que somos un país primitivo, que adoramos al tótem de la política y no el valor de la felicidad, que según estudios, bien hechos, no está en el tener poder o dinero, sino en el arte de dar, servir y crear un consenso social, donde el gobierno sea sólo un instrumento que cuide a sus habitantes y en el que el resto de las acciones se derive de la creación de una cultura de compartir y no de tener.

luisetodd@yahoo.com