Ciencia y Política

El 'brexit', Trump y López Obrador

Aguas con el fundamentalismo populista.

La madre de la democracia parlamentaria, Inglaterra, acaba de cometer un error mayúsculo al separarse de la Unión Europea, porque eso la aleja de la realidad histórica de la globalización. Pero la enfermedad no viene sola, ya que:

Los Estados Unidos, nación hija predilecta de la democracia, ha permitido que Trump, un populista radical y violento, goce ya del 50% del voto popular; y en Francia, Marie Le Pen, de la ultraderecha nacionalista, quiere establecer un referendo para que la bella Francia se aleje de la Unión Europea; igual está sucediendo en España y en otros países. Este virus maligno se está diseminando con rapidez.

Y en México: después de la debacle del PRI y del aparente triunfo del PAN, este virus está hibernando para aparecer en figuras como López Obrador o algún otro independiente con la bandera de "Viva México, hijos de la mañana, muera el PRI y el PAN, arriba el nacionalismo, el populismo y el fundamentalismo y así estaremos dispuestos a salvar la patria".

Ojalá que nuestro gobernador se vacune, porque tiene amplia experiencia, contra este virus, y no entre a ese juego de alto riesgo para el país, que tiraría al mar lo único que nos queda para sobrevivir: nuestras instituciones.

luisetodd@yahoo.com