Las “chicas” del padrino

Un equipo pocos “güevos”

Qué pena de equipo. El papelón que hizo la selección mexicana de futbol en el Hexagonal de la Concacaf no merecía ser premiado con ir al repechaje. Ayer, en el partido más importante frente a Costa Rica, dadas las actuaciones anteriores, el Tricolor se perdió, fue un equipo con chispazos en el primer tiempo, pero nada más. Después se apagó, no tuvo futbol y tampoco carácter, güevos, para sacar el encuentro adelante. Para fortuna de la FMF, patrocinadores, televisoras y demás, Estados Unidos empató a dos minutos del final y después le dio la vuelta para vencer a Panamá y darle milagrosa e inmerecidamente el pase a México, que sucumbió en San José luego de 21 años de no perder.

¿Quiénes son los culpables de este fracaso? Todos. Empezando por los federativos, jugadores, entrenadores y hasta algunos medios por apapachar y minimizar la mediocre actuación del Tricolor.

Falta un mes para el repechaje, y vaya que existen muuuchas dudas en torno a este equipo, o ¿alguien me puede firmar que jugando así le ganará a Nueva Zelanda? En este momento, yo no meto las manos por ellos.