Caja de Música

Klaus Wunderlich

Muchos tecladistas hicieron del órgano Hammond B3 su aliado para formar parte destacada del mundo del jazz, pop y rock, músicos como John Medeski, “Brother” Jack McDuff, Booker T Jones, Wild Bill Davis, Jimmy Smith, Shirley Scott, Jimmy McGriff, Georgie Fame, Vangelis, Bradley Joseph, Alan Price, Rod Argent, Steve Winwood, Manfred Mann, John Evan, Keith Emerson, Jon Lord, John Paul Jones, Richard Wright, Rick Davies, Peter Bardens, Thijs van Leer, Tony Banks, Rick Wakeman, Matthew Fisher y en México Juan Torres y Sergio Pérez.
En Alemania el principal difusor del sonido Hammond fue Klaus Wunderlich; el organista nació en 1931 en la ciudad de Chemnitz, la que anteriormente se llamó Karl Marx. 
Desde pequeño Klaus mostró sus dotes musicales, motivo por el cual a los siete años le regalan su primer piano, su formación musical es otorgada por sus padres, sin embargo a los 16 ya era músico del Teatro Municipal desarrollándose como pianista y acordeonista con un repertorio de música clásica; luego en 1955 vendría su encuentro con el órgano Hammond, formaba parte de un trío de jazz y se presentaban en distintos bares, su situación económica no le permitía comprarse el instrumento, así que el primero fue rentado.
Con el tiempo y el dominio en la ejecución prescindió del resto del grupo convirtiéndose en solista, aprovechó todas y cada una de las ventajas que brindaba la nueva tecnología para convertirse en un pequeño grupo electrónico, vendrían las grabaciones con sus temas y sería acompañante de figuras como Caterina Valente, luego la radiodifusión de su trabajo lo colocó en un lugar muy alto hasta lo llamaron “Mr. Hammond” el creador del “Wunderlich sound”.
Una de las aportaciones más importantes en su carrera fue la creación de su estudio de grabación en su propia casa: desde ahí grababa sus discos, ahora sí, con un sonido de orquesta electrónica, fue en el año de 1972 cuando combinó tres tipos de órganos, recurrió magistralmente a las regrabaciones multipista y creó el envidiable “New Pop Organ Sound”, sin embargo en ese momento era imposible presentarlo en vivo.
Fue hasta la creación de nuevo órganos como el Helios (analógico) y Beta (digital) que pudo regresar exitoso a los escenarios porque con su talento y su habilidad con las computadoras sonaban como una orquesta sinfónica. Klaus Wunderlinch vendió más de 20 millones de discos en todo el mundo y ganó 13 discos de oro y un MusiCassette de oro, murió en octubre de 1998 preparando su siguiente disco a la edad de 66 años.