Desde la industria

El turismo como motor de desarrollo para nuestro estado

La actividad turística de nuestro estado ha sufrido altibajos con diversos eventos ocurridos en los últimos cinco años. Desde la caída de visitantes extranjeros en el 2008, debido a la recesión de Estados Unidos, pasando por la crisis de la influenza del 2009, donde se perdieron millones de dólares por el cierre de establecimientos durante esta alerta sanitaria, llegando a perder 35 por ciento de la afluencia internacional.

De inmediato, todo el sector dependiente de esta actividad, se puso a trabajar de las mano del Gobierno y los organismos intermedios, como son los fideicomisos de promoción turística, fondos que son receptores de los impuestos al hospedaje recaudados en los hoteles. Como ejemplo, hoy el destino de Vallarta-Nayarit, nombre otorgado al nuevo producto que promoverán en conjunto los estados de Jalisco y Nayarit, tiene un fondo asignado de 14 millones de dólares, que servirá para revitalizar la visita a este destino del playa que ha crecido de 12 mil a 14 mil habitaciones en un trienio, y que se espera una proyección de un crecimiento de 10 por ciento anualizado.

La zona metropolitana de Guadalajara ha pasado de ser un destino vacacional, para dar paso a un gigante en el turismo de negocios a nivel internacional, trabajo efectuado profesionalmente por la OFVC GDL que encabeza el doctor Luis Felipe Nuño, un apasionado del tema de congresos y convenciones, quien ha ganado para la zona metropolitana de Guadalajara, eventos de talla internacional que derramaran millones de dólares en la ciudad. Como fortaleza estratégica contamos además con herramientas que nos permiten ser altamente competitivos como la inversión privada formada por la industria hotelera y restaurantera, que tiene calidad y cantidad de establecimientos suficientes para poder absorber la demanda de visitantes.

Además de ello, contamos con el Centro de Exposiciones y Convenciones Expo Guadalajara, que cuenta con las características necesarias y la flexibilidad para poder albergar todo tipo de montajes. La deuda sin duda está en Costalegre, región olvidada por la problemática de la tenencia de la tierra, pero que en este sexenio promete ser la perla del turismo. En infraestructura se planean presas, plantas de tratamiento, ampliación de carreteras, habilitamiento de clínicas y hospitales, electrificación, y el aeropuerto de Chalacatepec. En este momento, ya existen formalmente registrados 14 proyectos privados de inversión que generaran una derrama inicial en su primera fase, de 30,000 millones de pesos, desde Cihuatlán hasta Cabo Corrientes, siendo el municipio de La Huerta, el líder en captación de inversión.

La tarea no es fácil, sin embargo debemos exigir que las autoridades municipales también hagan su trabajo y mantengan los puntos turísticos limpios y los servidores turísticos como taxistas, meseros, camareras, recepcionistas y demás actores, traten con amabilidad al visitante. Solo así garantizaremos la permanencia de la inagotable fuente de divisas que genera el TURISMO.